EL BARRIO DE LOS AUSTRIAS

Cava-de-San-Miguel-Street_1200-899
La Cava de San Miguel, en el Barrio de Los Austrias.  Ilustración de Artzombie

Con mucha frecuencia los turistas esperan un número específico, cuando me preguntan “¿cuánto tiempo necesito para recorrer lo más importante de Madrid?“, pero ante esa interrogante, yo tengo que hacer un esfuerzo para reprimir la respuesta obvia de una enamorada de la ciudad:

“¡Toda la vida!”

Matrice, Mayrit, Magerit o Madrid es un lugar cargado de historia, que además crece, florece y se reinventa cada día; es por eso que se necesitarían muchos años, para saciar las ganas de ella, porque conocerla en su totalidad, ni una vida alcanzaría.

madrid-reformas-viviendas
Barrio de Los Austrias

Pero dejando de lado el apasionamiento y el misticismo y teniendo que decantarme por una zona y un tiempo determinado, sin duda alguna recomendaría una visita de por lo menos dos días, para recorrer con detenimiento su muy famoso y castizo Barrio de Los Austrias.

En este trazado medieval, pero sin entidad administrativa, se mezclan los residentes y los visitantes, lo propio y lo ajeno, lo antiguo y lo nuevo… lo mágico y lo real!

En este barrio donde el madrileño y el turista disfrutan en la misma medida, se encuentran a la vista las vigas de madera de los edificios de antaño, los trozos escondidos de muralla entre sus tiendas, los restos de San Isidro labrador, el que “quita el agua y pone el sol”, el restaurante más longevo, la guarida de un guapo bandolero, el álbum gigante de la boda de Cibeles, un ángel que se estrelló por distraído y hasta la botica donde Cervantes compró sus remedios.

flick
Pareja bailando el Chotis

Por estas calles aún intentan asustar los fantasmas de la Inquisición, pero los disipan la dulce melodía de un chotis, a través de afinadas campanas; por estos caminos todavía se escucha el metal de las espadas, que se detienen ante el soneto de un Quevedo irreverente; por estos lares las violetas hechas caramelos endulzan los paladares y los bocatas de calamares nos hacen creer, que en Madrid si hay playa.

En el Barrio de los Austrias los olfatos sucumben a los fogones nativos, los paladares se enamoran de la buena cocina; los ojos se inundan del más hermoso decorado urbano, los oídos se llenan de relatos fascinantes y en la piel quedan grabados un cúmulo de instantes mágicos… es por eso que esta es la ruta obligada y esencial, vayas de paso o lleves viviendo aquí, toda la vida.

Cuando alguien me vuelva a preguntar cuánto tiempo necesita para recorrer Madrid, seré honesta y le responderé que toda una vida, pero si sólo cuenta con un par de horas o un par de días, el Barrio de los Austrias tiene todo lo necesario para que se lleven algo del paisaje de la capital en la mirada y un poco de su esencia, para siempre en el recuerdo.

98fd0905a18b06af52b6910944282497
Palacio Real de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.